Facebook Twitter Google +1     Admin

El ministro Wert se acaba de cargar con la reforma la ética de cuarto de la ESO, la ha eliminado, simplemente. Es una reforma pragmática, tecnocrática y adoctrinadora en el neoliberalismo. Una reforma para crear esclavos productivos. Después irá la filosofía. Malos tiempos. Y todo es un engaño, cuando pedíamos seriedad y esfuerzo él nos lo ofrece, pero a cambio de un modelo educativo, unos contenidos, meramente laborales y mediatizados hacia el mundo del mercado. Una instrumentalización de los ciudadanos que dejan de ser tales. Cuando la educación es la liberación del hombre para convertirse en ciudadano, se eliminan aquellas disciplinas y conocimientos acumulados por la humanidad que lo humanizan. Si se trata de perder nuestros derechos lo mejor es que el alumno nunca los haya conocido. Así no sabrá ni lo que pierde.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris