Facebook Twitter Google +1     Admin

Efectivamente en el ser humano está la condición de poder realizar lo mejor y lo más deleznable porque su naturaleza es abierta. De ahí que sea un animal cultural y que haya una infinidad de culturas que potencian unas u otras cosas (sentimientos y afectos). Con respecto a la agresividad y la violencia creo que uno de los que más saben en España es José Sanmartín. Es biólogo y filósofo y catedrático de lógica y filosofía de la ciencia en Valencia. Y una persona encantadora. Bueno, pues uno de sus libros sobre la violencia “La mente de los violentos” comienza con esta frase esclarecedora “El hombre es agresivo por naturaleza y violento culturalmente” Cuidado, no quiere decir que sólo sea agresivo, es muchas más cosas, lo que pasa es que el tema es la agresividad. Estamos dotados genéticamente para ejercer la agresividad, pero culturalmente hemos producido la violencia, que es lo que podemos ver en el documental. La cultura puede potenciar más o menos la agresividad, pero ésta, aunque se pueda bloquear culturalmente, siempre está ahí. Es el entrecruzamiento de nuestra filogénesis y nuestra evolución cultural. Porque igual que hay una evolución biológica y de todo el universo, también la hay de las formas culturales. Evolución no significa, ni direccionalidad, ni progreso. La evolución no tiene sentido. Es fruto del azar y la necesidad. El último libro de Carbonell “La evolución sin sentido” se explaya en esto. Cosa que por otra parte ya había expresado lúcida y brillantemente el biólogo y paleontólogo E. J. Gould en sus numerables obras de las que aconsejo “La vida maravillosa” y “La falsa medida del hombre” Un saludo y muchas gracias María José por tus aportaciones.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris