Facebook Twitter Google +1     Admin

Es muy triste lo que cuentas, pero lo dices en tu comentario final. Es lo que trae la pobreza. Sin un mínimo desarrollo económico no hay cultura, sin ésta no hay valores. Es lamentable, pero es así. Y en la pobreza, todas las desigualdades y las injusticias caen sobre los más débiles: las mujeres, los niños y los ancianos. La historia que nos cuentas, no sólo es conmovedora, sino trágica. Pero el mundo se puede cambiar y algo ya hemos avanzado porque los valores ya los hemos inventado. Ahora hay que hacer el esfuerzo de que se cumplan. Esta mañana le contaba a mis alumnos que, ante las injusticias, lo primero es la información. Ésta nos hace tomar conciencia del problema y ver de dónde viene. Luego está la fraternidad, la gran olvidada de la Ilustración: todos somos iguales, hermanos y esto nos lleva a la compasión. Y es este sentimiento el que nos debe llevar a la acción. Y siempre se puede hacer algo. Simplemente el acto de votar puede cambiar una realidad social. Pues, desde el simple voto, o escribir algo para hacer tomar conciencia, como has hecho tú, hasta el voluntariado hay un amplio espectro de cosas que podemos hacer. Siempre, por muy poco que sea podemos hacer algo. Hubo una mujer, que no recuerdo el nombre, pero que se lo he contado a mis alumnos, y que es premio nobel de la paz por un simple gesto. Resulta que en su país de África los grandes negociantes empezaron a comprar las tierras comunales para edificar todo tipo de cosas. Esto enriquecía, momentáneamente, a los habitantes de los poblados. Pues esta mujer se negó y convenció a los de su poblado de que las tierras comunales eran su vida, de lo que comían, poco o mucho. Y propuso que cada uno plantase un árbol para recuperar esas tierras comunales. Hace unos seis años ya había más de treinta millones de árboles plantados. Sólo un gesto puede mover toda la sociedad… como la mujer negra que no se quiso levantar del asiento del autobús sólo para blancos…pues trajo los derechos civiles en EEUU. Un saludo.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris