Facebook Twitter Google +1     Admin

Desde luego para la ecosfera somos como un virus o una bacteria. La está destruyendo en gran parte, pero, el caso, es que no acabará con ella. Ni siquiera una guerra nuclear total acabaría con la vida en la tierra. Multitud de seres vivos como bacterias, virus e, incluso, muchas especies de insectos y plantas, sobrevivirían. La vida estaría garantizada, pero la civilización humana puede ser que tenga los días contados. Hay una teoría sobre el nivel de desarrollo tecnológico y la alta probabilidad del fin de una civilización. La solución ética ya estaba lista desde la época axial: Sócrates, Lao Tse, Confucio, los estoicos, Jesús de Nazaret, Buda. Y se modernizó con la Ilustración. Pero, como el sabio Rousseau dijo, el progreso tecnocientífico no conlleva un progreso ético y político. Si levantara la cabeza vería con claridad que hemos entrado, de la mano de la perversión de la razón ilustrada, en la tecnobarbarie, dejando a un lado lo ético y lo político.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris