Facebook Twitter Google +1     Admin

Los sabios son tales porque su verdad permanece verdad en todos los tiempos. Su mirar es a lo esencial y desde la naturaleza humana, sin artificios, ni retórica, ni interés propio. Por eso todo sabio es admirable, porque a través de ellos vislumbramos un poco de la verdad del ser humano y del universo.

                                   ***

 

El sabio es contemplador, un solitario. Y una sociedad no puede estar formada de este tipo de personas, necesita mucho más de los hombres prácticos. Lo que no debe nunca es de olvidar a los sabios. Y, lo que ha ocurrido en los tiempos que vivimos, es que a raíz del relativismo, el todo vale, hemos confundido la sabiduría con la opinión y la voz del sabio se confunde entre el ruido ensordecedor de los que gritan sus “verdades” vacías e interesadas.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris